Posicionamiento en buscadores

Si hay algo que distingue a Posydi de otras herramientas similares es, sin duda, que la web que genera está específicamente estructurada para el posicionamiento en buscadores.

De todos es conocida la vital importancia que tiene hoy en día el que una web esté bien construida y estructurada para que los buscadores puedan recorrerla fácilmente, y que de esta forma pueda ser indexada correctamente por estos.

Por ello, cada vez que creemos una nueva página dentro de nuestra web, el sistema nos requerirá información para ofrecerla a los buscadores, generará los códigos básicos, introducirá la nueva dirección en el mapa web, modificará el del resto de las páginas automáticamente y ofrecerá consejos sobre los contenidos a incluir en las páginas que se van a crear.

Aplicamos pues toda la experiencia en el alta en buscadores y posicionamiento en buscadores que hemos acumulado en los últimos 4 años. Esta preparación de las páginas generadas con Posydi son el complemento ideal de un servicio de posicionamiento en buscadores, pero no lo sustituye, sino que lo complementa.

¿Por qué lo complementa y no lo sustituye?

Pues porque lo que se crea con Posydi es tan sólo la base sobre la que realizar el trabajo de posicionamiento, tarea que debe considerarse como una necesidad básica de toda web a lo largo de su existencia.

Podríamos decir que se trataría de la gasolina necesaria para que nuestro automóvil funcione. Debemos recordar que salvo excepciones (cada vez más difíciles de encontrar) las webs no se posicionan por sí solas, si no son preparadas para ello y no evolucionan a la par de las exigencias de los principales buscadores.

Por supuesto, las posibilidades de aparecer en las primeras posiciones dependen de múltiples factores, entre los cuales destacan la complejidad del criterio elegido (por la cantidad mayor o menos de competidores), la calidad de los mismos, si utilizan servicios de posicionamiento, etc. La idea es sencilla: ser de los primeros implica trabajar continuamente para conseguirlo inicialmente, y para mantenernos posteriormente en los primeros lugares, sin que nos gane la competencia.